Si hablamos de ropa de niños en Bizkaia, hablamos de prendas manchadas a lo largo del día. Los juegos, los helados o los charcos durante el invierno son solo tres de las innumerables fuentes de las que provienen las manchas que luego acaban en los conjuntos que llevan nuestros pequeños. En este artículo te recomendamos algunos trucos para que no sean un problema y puedas hacerlas desaparecer de forma fácil.

Con ciertas manchas de comida en la ropa de niños en Bizkaia resultan muy eficaces los cítricos, así que no dejes de ver en estos un aliado para tu día a día. Son implacables ante manchas de sangre o de vómito, frecuentes cuando los pequeños están jugando y se caen o si están enfermos de la tripa. Aprovecha el limón para algo más que hacer limonada y completa el lavado con un detergente cítrico.

Otra de las más frecuentes es aquella mancha de color verde que aparece después de estar jugando en el jardín. La huella que deja la hierba puede ser difícil de eliminar si no se recurre a un lavado inmediato. Previo a ello puedes optar por sumergir la prenda en agua fría para después lavarla con agua caliente. El detergente líquido ayudará a que no queden restos, y deberás evitar el jabón en barra en estos casos.

Y volviendo a productos que puedes utilizar en la cocina pero también como limpiador (como era el caso del limón), también te recomendamos el vinagre. Este viejo truco empleado para el parqué también da muy buenos resultados con manchas de vino (que no será el caso de las prendas de tus pequeños) y de salsas (por ejemplo, el ketchup, el gran amigos de los niños). Sumerge la prenda en agua con un chorro de vinagre para que actúe.

En Los Chicos podrás encontrar el reemplazo perfecto para el armario de tus niños. Ven a vernos.